Asistentes virtuales para el apoyo al agente inmobiliario

Tiempo de lectura: 3 minutos
Uno de los usos actuales de la Inteligencia Artificial es el de los asistentes virtuales para el apoyo del agente inmobiliario. Te contamos más sobre las tareas en las que se optimiza el trabajo conjunto persona-máquina 

Los asistentes virtuales pueden convertirse en un apoyo esencial del agente inmobiliario. Existe una creencia generalizada de que adoptar innovaciones tecnológicas tiene siempre un impacto negativo en el mercado laboral. Sin embargo, años de avances han demostrado que no es exactamente así.

El temor de que la tecnología deje sin trabajo a miles de personas se suma a una situación incierta provocada por la pandemia. En 6 meses de 2020 se han destruido más de 1.300 puestos de trabajo solo en el sector inmobiliario.

Sin embargo, la implantación de agentes conversacionales no tiene que traducirse en la reducción de oportunidades de empleo, sino todo lo contrario. Su impacto tendrá mucho más que ver con la redefinición de las tareas y la cualificación personal.

Esta transformación ocurrirá en todos los sectores, pero centrándonos en el Real Estate, los asistentes virtuales se convertirán en un apoyo vital para el trabajo del agente inmobiliario.

En efecto, en el día a día de una inmobiliaria aparecen tareas recurrentes que son necesarias para el desempeño de este trabajo, pero que no aporta valor al profesional que las realiza. Es ahí donde un asistente conversacional supondrá un valor añadido para el agente inmobiliario, al tiempo que mejorará los resultados de la compañía. Pasamos a explicarte algunas de estas tareas que se optimizarán gracias al trabajo conjunto persona-máquina.

Apoyo al agente inmobiliario en la cualificación de tareas

Una de las oportunidades que ofrece un asistente virtual es la de filtrar los contactos que establecen los posibles clientes. El bot conversacional puede programarse para atender la resolución de dudas (FAQ) o realizar otro tipo de operativas. Pero, además, puede derivar a un agente la conversación con un usuario que demande una atención más específica.

De esta forma, el personal de la inmobiliaria se libera de cometidos en los que no tienen la posibilidad de aportar valor, centrándose en otras tareas más cualificadas.   

Habla de asistentes virtuales con DiFi

Comenzar

Especialización de agentes inmobiliarios

Uno de los inconvenientes del trabajo de un agente inmobiliario es la necesidad de controlar todo tipo de información. Esto provoca que posea un conocimiento aproximado de todas las áreas y sus operativas, pero quizá no tan en profundidad. 

Al implementar un asistente virtual y liberar al agente inmobiliario de las tareas mecánicas, se le da la oportunidad de dedicar tiempo a otras que realmente aportan valor al cliente, a su trabajo y a la propia compañía. Le permite, pues, especializarse en áreas o servicios.

Incluso el propio asistente desarrollado para una inmobiliaria presenta cierto nivel de especialización, ya que cada consulta se derivará a un intent específico destinado a resolver la demanda del usuario.

Histórico de datos

Otra ventaja de este tipo de herramientas para un agente inmobiliario es la posibilidad de disponer de un histórico de la conversación. Esto evita que se pierda información ya ofrecida o que el cliente tenga que reiterar algún dato. 

Por ejemplo, si el cliente ya ha explicado las características del inmueble que busca, el agente puede comenzar su conversación a partir de esa información. De igual forma, puede tener preparado el argumentario en función de la lista acotada que haya ofrecido el asistente, ahorrándole esta tarea de filtrado.

Por otro lado, los asistentes virtuales desarrollados en Dialogflow pueden conectarse a herramientas externas, como Salesforce u otros CRM. Así se facilita el seguimiento de las gestiones que bot y agente han llevado a cabo con cada cliente.

Cierre de operaciones

Un asistente virtual construido en Dialogflow es mucho más que un chatbot que resuelve dudas frecuentes. Gracias a la comprensión del lenguaje natural (PNL) y a su entrenamiento, puede llegar a cerrar operaciones sin necesidad de la intervención de un humano.

Además de las ya citadas, como confirmar la cita de una visita, puede guiar al usuario en la formalización documental o recibir y enviar documentación específica.

Más usos de asistentes virtuales en el sector inmobiliario

Además del apoyo al agente inmobiliario, un asistente virtual ofrece muchas más ventajas a las empresas de este sector. De ellas te hemos hablado en posts anteriores al igual que de los beneficios que supone para los clientes disponer de una herramienta de este tipo tanto a la hora de vender un inmueble o de encontrar un nuevo hogar. Si quieres ver una demostración de uso para una inmobiliaria, puedes hablar con nuestro asistente virtual, DiFi.

Deja un comentario