Ventajas que ofrecen los asistentes virtuales para las inmobiliarias

Tiempo de lectura: 3 minutos
Implantar la tecnología conversacional supone un avance en todos los sectores. Hoy nos centramos en las ventajas de los asistentes virtuales para inmobiliarias.

La tecnología conversacional se ha convertido en un aliado en casi todos los sectores actuales. Su aplicación para mejorar la atención al cliente y resolver preguntas frecuentes de los usuarios la convierte en una herramienta de optimización para cualquier vertical.

En el caso del sector inmobiliario, ya te contamos algunos de los usos más comunes de esta tecnología: desde la atención multicanal hasta las posibilidades que ofrece de retención de clientes.

Pero las ventajas de asistentes virtuales para inmobiliarias van mucho más allá. Además de la operativa diaria, la inclusión de una herramienta de Inteligencia Artificial como un asistente virtual puede llevar un paso más allá el negocio inmobiliario. Esto incluye desde la automatización de acciones de marketing hasta la detección de nuevos nichos de negocio o la inclusión de otros targets. 

Ampliación del mercado

Un handicap que encuentran las inmobiliarias a la hora de incrementar su cuota de mercado es la falta de escalabilidad de su negocio. Para poder abarcar mayor volumen de inmuebles es necesario ampliar la plantilla. Y ya no sólo es una cuestión de volumen, sino también de diversificación: si una compañía pretende introducirse en mercados internacionales, necesitará personas que dominen el idioma del público objetivo al que quiera dar servicio.

Sin embargo, implementar un asistente virtual puede poner solución a ambas circunstancias:

  • Se convierte en un agente disponible 24 horas los 7 días de la semana.
  • Puede atender múltiples conversaciones simultáneas y hacerlo a través de diferentes canales (web, app, servicios de mensajería, llamada de teléfono…).
  • Gracias a la función multi idioma que ofrece Dialogflow es posible atender a clientes internacionales en su lengua nativa, sin necesidad de disponer de un intérprete para cada idioma.

Acciones de marketing automatizado

Los asistentes virtuales pueden complementar y mejorar las acciones automatizadas que se integren en la web o app de una inmobiliaria. Por ejemplo, se pueden programar eventos en aquellos inmuebles prioritarios de forma que se invoque el bot. Al tener intents y flujos de conversación personalizados, el engagement sería mayor y también aumentaría el porcentaje de conversión. 

Precisamente en esta web puedes encontrar algunos de estos eventos que invocan a nuestro asistente virtual, DiFi.. De hecho, entre las funcionalidades que tiene está la de mostrarte un ejemplo de asistentes virtuales para inmobiliarias. 

Indicadores de rendimiento

Como cualquier otro canal, los asistentes virtuales pueden ayudar a las inmobiliarias a conocer el rendimiento de sus acciones y sus procesos. Dialogflow no ofrece un sistema de métricas por sí solos, pero sí centraliza toda la información de forma que pueda conectarse a otras herramientas. 

Para analizar las métricas existen algunas soluciones en el mercado, como Botmetrics o Chatbase, pero también es posible elaborar sistemas propios de medición. Gracias a ello, una inmobiliaria podría:

  • Identificar dudas más recurrentes. Con lo cual podría crear intents específicos para solventarlas más rápida y eficazmente.
  • Determinar las características más demandadas de los inmuebles. De forma que podría priorizar aquellos de su catálogo que cumpliesen esos requisitos.
  • Geolocalizar la demanda, estableciendo mapas de calor en aquellas zonas donde hubiese más peticiones
  • Establecer perfiles de sus clientes, lo que permitiría dibujar de forma más precisa sus buyer personas y realizar acciones de marketing específicas para ellas.

En esta web puedes jugar con DiFi

Empezar

Ventajas de asistentes virtuales para inmobiliarias: encontrar nuevos nichos de negocio

Uno de los retos que se plantea cualquier empresas es el de crecer y no sólo en cuanto a volumen de negocio. El crecimiento puede darse al detectar nuevas necesidades en el mercado que se puedan cubrir con productos o servicios ya existentes y también al identificar nuevos públicos objetivos.

En este sentido, con un asistente virtual para inmobiliarias se puede extraer información bastante útil:

  • Gracias al histórico anonimizado de las conversaciones.
  • Con el conocimiento que se extrae de las herramientas de analítica.

De esta forma, conocer el uso que los clientes dan al asistente permite identificar tendencias para poder plantear nuevos servicios con los que darles cobertura.

Entre estos, se podrían plantear acuerdos con empresas complementarias a la intermediación inmobiliaria: tasación, reformas, decoración, mudanza… Facilitar a los clientes la localización de este tipo de servicios supondría un aporte de valor y una diferenciación respecto a la competencia.

Al establecer esta fase de post-venta se establecería una relación temporal más duradera con el cliente, facilitando su fidelización y la prescripción a nuevos clientes.

Deja un comentario